Cómo enamorar a tu audiencia con tu conferencia

El arte de realizar Conferencias, Impartir formaciones o Charlas que enamoran a tu público mientras les consigues resultados inmediatos.

La “culpa” de que te esté hablando sobre el arte de realizar conferencias, impartir formaciones o dar charlas que enamoran a tu público mientras consigues ofrecerles resultados inmediatos la tiene este teatro en Viena (Kammerspiele Theater):

Vi mi primera obra de teatro con 5 años y lo que recuerdo es que era ¡todo un espectáculo para un niño de 5 años! De hecho…

Cada año en las vacaciones aprovechaba parar ir al teatro o ver un musical (fui una vez al ballet y a los 10 minutos me quedé frito y desde entonces nunca más me llevaron. ¡Menos mal!)

Y de todas las obras de teatro que he visto, una de las que más me gustó es esta (te coloco un fragmento que está en Alemán), que se llamaba “Otello darf nicht platzen” (Otello no debe explotar)

¡Esta obra la he visto 3 veces y la volvería a ver!

Y ¿por qué te cuento todo esto? Pues porque esto es lo que he aprendido -y sigo aprendiendo- tras ver tantas obras de teatro:

El éxito está en tener un guión y estructura clara

Da igual si se trata de una obra teatral o una conferencia (online o presencial). Si no tienes un guión claro, no vas a conseguir impactar. Déjame preguntarte…

¿Alguna vez has hecho una presentación o has dado una charla y te ha salido de diez y cuando la vuelves a dar no te sale igual? Lo más seguro es que sea porque no tienes un guión de principio a fin.

¿Sabes cuantas veces ensayan los actores su obra? Lo hacen constantemente. Todo está medido. Todo está cronometrado. Todo tiene una estructura. Todo tiene un hilo conductor.

Bien, ahora la pregunta es: ¿qué estructura seguir?

Cuando íbamos a Viena, cogíamos el avión desde Valencia y si tu también has cogido alguna vez un avión, piensa en las fases que hay una vez estás en dentro del avión (o del teatro).

Fase 1: Te sientas y esperas.
Las obras de teatro o musicales que más éxito tienen, consiguen dominar esta fase y en vez de dejarte sentado y esperando hasta que se levante el telón “calientan” al público con pequeños teasers. Si vas al Circo de Soleil, incluso antes de empezar ya consiguen cautivarte y crear una expectativa increíble.

¿Qué puedes hacer justo ANTES de que empieces a dar tu charla?

Pues aquí algunas sugerencias:

  • Poner un vídeo emocional que tenga que ver con lo que vayas a hablar.
  • Poner música que haga que tu público cambie de estado emocional.
  • Dejar un sobre en cada butaca que diga: “Confidencial, abrir a las xx:xx” o “Da este sobre a la persona que tengas a tu lado” o “No abrir hasta mañana” (algo que cree la intriga).
  • Tener a alguien que empiece a repartir palomitas y refrescos.
  • Si sabes tocar un instrumento, hacerlo y conseguir interactuar con el público.

Uno de mis clientes aplicó una de estas técnicas y todavía días después de su charla los asistentes recuerdan cómo les hizo sentir. Y aquí está la clave. La gente se olvidará de lo que has dicho en tu charla, pero no se olvidarán de cómo les hiciste sentir.

Fase 2: Despegue.
Un avión consume mucha energía justo en esta fase del despegue. Es más, el despegue es una fase crítica. Y en tu charla, en tu webinar, en tu conferencia o en una presentación que hagas es fundamental que hagas un buen despegue.

¿Qué puedes hacer para conseguir hacer un despegue que les mantenga cautivados desde el segundo cero?

  • Sencillamente mira a tu público estando en silencio o date un paseo por toda la sala mirando fijamente a los asistentes. Crearás un silencio incómodo pero los tendrás sumamente intrigados. Y después di algo que no se esperan.
  • Cuéntales una historia con un buen gancho e hilo conductor.
  • Formula preguntas bien articuladas y pensadas que les hagan interactuar contigo (levantar la mano, aplaudir si están de acuerdo, levantarse)
  • Diseña una dinámica que les haga interactuar contigo o con la persona que tienen al lado.
  • Hazles cambiar de sitio y provoca un cambio de patrón.
  • Saca a alguien del público.
  • Empieza diciendo: “La culpa de que yo esté aquí hoy es porque…” [si te das cuenta, así empecé yo el artículo que estás leyendo :-]

Fase 3: Vuelo.
Aquí es donde hablas de tu contenido. Aquí das claves concretas, tips prácticos, sigues interactuando con el público y vas calibrando y midiendo la temperatura de tu audiencia.

Lo ideal es que estructures esta parte de tal forma que puedan ver in-situ resultados.

¿Complicado? Puede ser, pero esto -también- marcará la diferencia entre tu conferencia y la de otros. No ofrezcas solo conocimiento, ofrece transformación.

Si por ejemplo das una conferencia sobre “Cómo vender más usando el teléfono” ¿podrías enseñar a alguien ahí mismo a poner en práctica algo? ¿podrías lanzarte TU a hacer una llamada y cerrar una venta o al menos intentarlo?

Si das una charla sobre perder peso pues lo más seguro (segurísimo vamos) es que no puedas hacer posible el que alguien en ese momento pierda peso. Pero, si sabes que para perder peso la parte mental juega un papel importante, ¿podrías hacer una dinámica que le hiciera ver a alguien si de entrada tiene su mente condicionada para perder peso?

Y si haces una dinámica así ¿se llevarían ya algo tangible, objetivo y les has ofrecido una transformación para que vean que tu sabes de lo que hablas y de que realmente les puedes ayudar, porque lo acabas de hacer? Bueno, ya me entiendes ¿verdad?

En esta fase debes crear micro-ciclos. Es decir, incluir toques de humor, interactuar de vez en cuando con el público, llevarles por una fase más teórica, volver a crear momentum con alguna dinámica, volver a una fase teórica, de nuevo interactuar con tu público…

Aquí puedes romper algún mito conocido y lo más importante es que vean que dominas al 100% tu temática.

Si por ejemplo enseñas a tocar el ukelele y que cualquier podría tocar cualquier canción sabiendo 4 acordes, demúestralo como por ejemplo lo hizo Josh Kaufman en su Ted Talk:

Piensa ¿Cómo puedo hacer algo complicado, fácilmente digerible y de tal forma que cualquier pueda aplicarlo -o empezar a hacerlo- YA?

Fase 4: Aterrizaje.
Una de las formas de saber si el piloto que está al mando del avión es un piloto comercial o militar es en su forma de aterrizar. Un aterrizaje brusco es muy probable que lo puedas relacionar con un piloto militar. Un aterrizaje suave y que a penas lo notas es más probable que esté controlado por un piloto comercial.

Recuerda: Tus asistentes se olvidarán al día siguiente del 70% de lo que has dicho. Sí, suena cruel pero es la cruda realidad.

Pero no olvidarán cómo les hiciste sentir.

¿Por qué va la gente a conciertos de música hardcore donde solo se escucha el chumba-chumba a todo volumen? Porque les hace cambiar de estado.

En esta fase, recuérdales lo que han aprendido a través de un breve resumen.

Termina con una dinámica potente.

Termina con una historia que tenga que ver con tu temática.

Termina como empezaste. Si empezaste tocando el ukelele por ejemplo, termina haciéndolo de nuevo pero quizás tocando otra canción o volviendo a interactuar con tu público.

Si les diste un sobre al principio, termina de tal forma que TODOS lo abran. ¿Recuerdas lo que te dije antes de un cliente que consiguió un impacto increíble -ademas de ventas- por hacer algo totalmente diferente al resto?

Hace poco estuve impartiendo la clase de Marketing en el Master de Emprendedores de Sergio Fernández y este fue el feedback que recibí. Lo que hice es precisamente seguir los pasos que te he comentado aquí…

Si quieres saber cómo creo conferencias online que venden y cómo transformo a un interesado en cliente en un plazo de 24 a 48 horas (y cómo lo hacen mis clientes también) entonces te invito a mi próxima conferencia online enfocada exclusivamente a profesionales que transforman la vida o los negocios de las personas con su conocimiento. Haz clic aquí.

Ahora dime ¿te ha sido de utilidad este artículo? Me encantaría seguir la conversación contigo aquí abajo en los comentarios…

Acerca del Autor: Christian Helmut

Christian Helmut es el creador del sistema Clientes en Piloto Automático™. Ha ayudado a cientos de coaches, facilitadores y consultores del mercado hispano a construir su negocio online y que lleguen a facturar en cuestión de semanas entre 5 y 6 cifras al mes de forma consistente.